Make your own free website on Tripod.com

Del Archivo

de Merlín

 


Por Mario Luis ALTUZAR SUAREZ

* Vísperas de Año Nuevo, Puerta de Acuario

* Preparativos para un buen recibimiento

El crudo invierno anuncia el final del año. Un tiempo que invita a reflexionar y evaluar las acciones realizadas en el proyecto de vida individual. Darle el verdadero valor a las cosas y agradecer con profundo amor al Padre Creador de los Universos, los objetivos cumplidos y, de los fracasos obtener con humildad la sabiduría al aprender de los errores para no caer nuevamente en ellos.

Al llegar la tierra a este punto en el sistema solar, así como el sistema solar alcanza la puerta de una nueva Era, conocida como la Era de Acuario, los desafíos del Tercer Milenio anuncian el Despertar del Espíritu de la Duodécima Raza, en la consciencia del hombre sobre su Divinidad como digno Hijo de Dios que no teme a la segunda muerte porque reencuentra la inmortalidad del Espíritu.

Escrito está: "La bestia que has visto, era, y no es; y está para subir del abismo e ir a perdición; y los moradores de la tierra, aquellos cuyos nombres no están escritos desde la fundación del mundo en el libro de la vida, se asombrarán viendo la bestia que era y no es, y será. Esto, para la mente que tenga sabiduría: Las siete cabezas son siete montes, sobre los cuales se sienta la mujer".

Es, entonces, un gran día. En la Hermandad de Merlín se preparan los alimentos con los que se recibirá el Año Nuevo: Carne de venado estofada, fruta en almíbar, pastel y bebida de cerezos. Deben engalanar la mesa: Los manteles blancos y largos con listones morados y adornada con flores silvestres. Las antorchas dispuestas para alumbrar de tal manera que ¡pareciera que es de día!

Urbin, que se encuentra en el Templo limpiando el Oriente, siente una energía que lo va cubriendo. Es tibia y agradable y la deja fluir sin temor alguno. Su pecho se llena de gozo por la sensación. Está colocando las antorchas para recibir el nuevo año, siempre en los puntos cardinales, pero en esta ocasión coloca tres en cada uno de los puntos que, sumados, totalizan doce antorchas.

Al pie de las antorchas coloca trigo, sal y agua que simbolizan la Providencia, ya que en este día, antes de entrar al final del año, se solicita que se multipliquen los bienes que garanticen una digna subsistencia de la Hermandad y que es, el bienestar de los miembros en nuestro hogar.

En una ceremonia del presente, la familia escoge a un representante que a las 23:45 horas hará el cierre de año con una oración a Dios, (que se puede solicitar a La Casa de Orión) y la petición de la prosperidad para el año nuevo.

Se esmera Urbin en adornar con polvos de oro las bases de las antorchas y ata un listón plateado en forma de moño acompañado de una campana. Las doce velas que substituyen a las antorchas, que se colocan en la mesa, pueden ser bañadas con polvo de oro y se le amarra un listón plateado, preferentemente delgado. Las velas representan cada uno de los meses del año agrupadas en las cuatro estaciones.

La campana se utiliza para armonizar el ambiente y también se debe perfumar el lugar. Se utilizan inciensos o aromatizantes con aromas de flores y bosque. Así se mantendrá la solicitud de armonía y prosperidad.

Urbin, ya que termina su labor se dirige rápidamente al baño en donde, para estar en armonía, ha preparado con anticipación, una olla con infusión de naranjo, canela, clavos de olor, tres cucharadas de miel de abeja y cáscaras de manzana, y jabón de coco con los que limpiará su cuerpo y al mismo tiempo, su campo de energía.

Este baño, nuestros lectores lo pueden hacer el último día del año, para desprender las energías negativas acumuladas en los 365 días anteriores por los resentimientos y frustraciones de los proyectos que no se alcanzaron. Con el baño se logra la armonía para confirmar su renacimiento en los anhelos y objetivos del próximo año.

Una vez que queda preparado y perfumado por el delicioso baño, Urbin alista su ropaje; su ropa interior es blanca para así protegerse del cambio del tiempo ya que intensifica sus campos de energía. Coloca en su cintura un lazo rojo para no ser golpeado por las entidades obscuras. En sus zapatillas acomoda en su interior unas plantillas doradas.

Su túnica es morada. ¡Está feliz, porque es la primera vez que va a usar una túnica morada! Aunque no es de su grado, es por la festividad que lo requiere. ¡Todos van a estar vestidos de morado! Con este color, se transmutan las energías negativas acumuladas en los días pasados y activa la recepción de las influencias positivas.

¡Ah! Pero algo importante: Toma una capa negra que utilizará al final. Tiene vivos de listones de siete colores como el arco iris. También portará un anillo de oro, un anillo de plata y siete cuarzos en una bolsa roja pequeña. ¡Es la primera vez que Urbin usará todos estos implementos!

Merlín le había regalado una copa de vidrio y le dijo que en esta ocasión le enseñaría a utilizarla. Tiene polvos de oro, plata y cobre y le dijo que en un papel escribiera sus anhelos y objetivos y su nombre y después, el papel debería ser frotado con sus manos perfumadas para aplicarle la fuerza que se otorga un pergamino.

Los lectores pueden utilizar una prenda morada para que se transmuten fuerzas negativas que ha generado la humanidad durante todo este milenio, invocar a la Luz y la Pureza del Espíritu, ya que estamos próximos en comenzar una era espiritual muy fuerte y estar preparados es muy importante: ¡Habrá mucha tribulación en el hombre!

En nuestras oraciones, tomemos conciencia de que somos parte de un todo que conocemos como humanidad y pidamos, entonces, por ella ya que al hacerlo, estaremos pidiendo por nosotros mismos. Los retos tecnológicos son fuertes. Si bien es cierto que han coadyuvado para una satisfacción parcial, también es cierto que representa el ejercicio insensible del poder.

Al hombre del Tercer Milenio, la duda le atormentará, por las mismas fuerza oscuras que buscarán impedir el Despertar de la Libertad de su Espíritu. Esta próxima Era que se aproxima para el ser humano, antes de comenzar se verá con mucha catástrofe debido a los tormentos y enfrentamientos del Espíritu contra el materialismo y la respuesta de la Naturaleza a la agresión devastadora de un modelo industrial hambriento de la ganancia rápida.

¡Caerán muchos velos de mentiras! Y el hombre dudará de la misma existencia de Dios y la búsqueda por el Espíritu será muy intensa, pero las fuerzas negativas intentarán aumentar la confusión en el hombre, por medio de la realidad virtual que induce la cibernética en apoyo del poder temporal que se sustenta en la exacerbación de la vanidad y los vicios que pretende reducir el concepto de ser humano a una máquina.

Para ayudar a descontaminar esta carga, se utiliza la capa negra que protege de los campos magnéticos de la obscuridad. Si usted, querido lector, carece de una capa, en su lugar puede usar una mascada o una bufanda ancha que cubra los hombros y parte de la cabeza y amarrarle a las orillas, los listones con los colores del arco iris. Así, las fuerzas se proyectarán hacia ese campo virtual y no se atraparán en el campo magnético del aura.

En el siglo V, Urbin utiliza los anillos para diferentes rituales: El de oro sirve para generar poder, el de plata para protegerse y el de cobre intensifica el propio campo magnético. Las plantillas doradas favorecen la recepción de la energía de la tierra.

Cuando está totalmente vestido, Urbin se ve muy guapo y satisfecho, sale de su aposento. Lleva en su mano la copa, los polvos y su pergamino. Todos los adeptos se están acercando al Templo, listos para recibir el nuevo año. Son ya las 11:45 horas y voltean a Occidente y escuchan con atención a Merlín:

"A Ti, Padre Eterno, Bendito Creador de los Universos, con profundo amor, hoy damos gracias por los bienes recibidos en tu Fuerza de Provisión, en tu Fuerza de Protección, en tu Fuerza de Iluminación. Gracias te damos también por el conocimiento adquirido", y al concluir enciende las tres velas doradas dispuestas en triángulo cuando todos dicen: "¡Así sea, por hoy y siempre!"

Ralph toca tres veces en el Sur y todos los adeptos concentran su pensamiento con el Venerable Maestro para unificar la Cadena de Unión en la oración: "Padre Nuestro, Creador de los Universos, con gozo en nuestro corazón, gracias te damos por habernos dado el Conocimiento de la Ciencia y la Virtud, para descubrir nuestro origen como tus Hijos y entender que estamos aquí, en este plano y en este tiempo, para cumplir con tus Mandamientos". Enciende las antorchas cuando todos dicen: "¡Así sea, por hoy y siempre!"

Los adeptos se dirigen al Oriente en donde Urbin siente nuevamente esa energía maravillosa y expresa: "¡Gracias, Padre Eterno! Porque la Fuerza de tu Luz sigue iluminando al mundo para sembrar en nuestros corazones, la Verdad de tu Amor que nos hace valiosos en la Virtud. Con humildad en mi corazón, Padre Bendito, te pido la transmutación de mi Ser. ¡Que se rompan las cadenas que esclavizan mi cuerpo, se desaten las ataduras que obstaculizan mis acciones, se rasguen los velos obscuros que intentan desviarme de tu sendero, se aparten todas las presencias y maldades!"

Con profunda emoción que transmite a todos los oyentes, clama: "¡Padre! ¡Padre! ¡Padre! He aquí a tus Hijos. ¡Te suplico, Padre Eterno, Bendito Creador de los Universos, que nos dejes limpios y brillantes como tu propio Ser Magnifico! ¡Somos tus hijos Señor! ¡Protégenos de todo mal!" Tomas las campanas y las hace sonar antes de prender las antorchas, acompañado del coro: "¡Así sea, por hoy y siempre! ¡Así se cumpla en nuestro cuerpo, alma y espíritu!"

Por último, todos los adeptos y Maestros van hacia el Norte. Ahí, Irvin es quien se encuentra en este Portal. Dice: "A Ti, Padre Bendito, elevo mi alma para que en el camino se conjunte con mi espíritu. Gracias te doy por los bienes recibidos y con la consciencia de que yo soy dueño de mi Libre Albedrío y mi Fuerza de Voluntad, entonces soy la causa de lo que me suceda. Reconozco, Señor, mis debilidades y mis errores y con el corazón abierto ¡te pido perdón! Solicito que de mis errores, tenga la fuerza de la voluntad para encontrar la sabiduría y en el amor la reconciliación conmigo y mis hermanos, en el espíritu encuentre el poder verdadero."

Enciende las antorchas mientras todos repiten a coro: "¡Así sea, por hoy y siempre!"

Ha llegado el momento de recibir el año nuevo y los adeptos tienen sus copas en la mano izquierda en donde vacían sus polvos de oro, sus peticiones, los polvos de plata y de cobre y con la mano derecha la tapan para agitarla y al final, queda el pergamino bañado de polvos de abundancia en la prosperidad y realización de objetivos.

En esta copa, mis queridos lectores, pueden adicionar a las peticiones, la solución de problemas, de contratos y alejamiento de enemigos, de tal manera que la copa representa el Cáliz de Vida que se vivirá a partir del primer segundo del Tercer Milenio.

Una vez que los hermanos terminan de agitar doce veces las copas, con profunda Fe las colocan en el Norte para que ¡se carguen de Fuerza y se cumplan por el Poder de Dios aquí en la tierra como en el cielo! Y expresan: "¡ No somos los mismos de ayer! Hoy somos diferentes porque nos hemos reconocido como lo que somos, ¡Hijos de Dios!" Pasan a tomar sus alimentos con la sensación de que ya son hombres nuevos.


Página de Inicio


 

 

 

Por que Usted es digno de la mejor información, Arcano le ofrece 12 números con el pago de 10.

 Sí quiero suscribirme

Depositos bancarios a nombre de: Editorial La Casa de Orión, S. A. de C. V., BANAMEX, número 00193211688 sucursal 4739 o a la cuenta: Mario Luis Altuzar Suárez, número 19321098-3 y si lo prefiere, en Banca Serfín cuenta Editorial La Casa de Orión, S. A. de C. V., número 09073152858 sucursal 09063. Confirme su pago via fax: 85 89 11 51 o por medio de una carta a nuestra dirección en Lerdo N° 284-C, Depto. 1212 (Edificio Presidente Juárez), Unidad Nonoalco Tlatelolco, 06900, México, D. F. Tel.: 85 89 11 50. Nuestro correo electrónico es:

 Arcano