Make your own free website on Tripod.com

Del Archivo

de Merlín

 


Por Mario Luis ALTUZAR SUAREZ

*La Luz de creación como Fuerza de Liberación

*Merlín busca liberar su Aura

En lo espeso del bosque Merlín busca un claro en donde puede trabajar lejos de los lugares acostumbrados por él. Trata de quedar lo más escondido posible de cualquier tipo de ojos espías. Mira su entorno como si lo fuesen siguiendo. ¡Quiere estar solo! Y no encuentra un sitio apropiado, que le invite en su soledad.

Su estado de angustia no quiere exteriorizarlo ante nadie. Esta cansado de los exhaustos trabajos realizados el día anterior. Marcia, la que se hiciera pasar como su adepta logro contaminar a los aldeanos al grado de provocar rebelión en contra del Rey Arturo.

Para lograr romper con el encantamiento el Mago tuvo que entrar al archivo universal para discernir lo que estaba pasando con esta malvada mujer y la enfrenta de atacar con tanta fiereza el Reino de Gales. Ella, una principiante, logra mover fuerzas extraordinarias que solo un Mago de alto grado puede realizar.

Por lo que no era ella en sí su enemigo, si no que existió alguien más que la sostuvo y le confirió el Poder de la obscuridad en ese momento. Para ello tenía que conocer de las debilidades del alma y así, en su fragilidad invadirlos y corromperlos.

El Iniciado, comprendió que la joven Marcia, estaba poseída por fuerzas Malignas de las que tenía que cuidarse ya que en cualquier momento podría nuevamente enfrentarlo. Ahora lo importante era liberar todo lo había absorbido su campo astral, de larvas y presencias cuando rompió con el encantamiento que pesaba sobre el Rey Arturo.

Y comienza a recordar la Fuerza de Dios en él, para darse ánimos y no caer en la desesperación.

Así que mentaliza: "La Divina Presencia de Dios en mi, es la Fuerza Divina que me sostiene a cada momento de mi vida. Su fuerza me lleva a los caminos de luz sin temor a equivocarme, porque es en Él dónde yo manifiesto mi ser".

Prosigue en la oración: "Es el Poder de creación infinito de mi ser, en el cobijo de mi angustia Él me da la paz y la armonía que requiero. De su amor me alimento y no desfallezco porque que ¡yo soy hijo de Dios, soldado de la Luz!"

Siente que se reconforta su interior con la cálida energía Divina: "En el manifiesto de Dios mi Padre creador, la Fe de la unidad cuerpo, alma y espíritu en un solo Ser. Tu Poder y Tu Amor son en mi la Fuerza de vida de la Presencia Divina. Luz, amor y perdón proveen mi alma, nada hay que temer. ¡Gracias Padre Bendito!"

Al terminar su confirmación, el Mago sonríe al encontrar la paz que deseaba en ese momento con la gracia de tener ojos para ver lo que otros no ven y descubrir el lugar adecuado para liberar su aura, protegido de la indiscreción profana.

En este claro del bosque, en medio de la espesa vegetación, el Consejero Real respira profundo ocho veces, para relajarse y comienza a desnudar sus pies para sentir la fuerza de la tierra con el contacto directo, el frío del suelo le provoca estremecimiento, pero sin distraerse continúa con sus ejercicios.

Perfectamente erguido, coloca sus pies juntos y comienza a girar su cuerpo, siete veces a la derecha y siete veces a la izquierda, respira profundo y descansa. Mueve lentamente su cabeza para que sus cervicales se acomoden y pueda recibir la energía sin dificultad. Merlín está listo para comenzar sus trabajos.

De frente al Norte palmea tres veces, voltea al Sur y palmea cinco veces, frente a Occidente toca siete veces, gira a Oriente y toca nueve veces. Los movimientos siempre son en sentido contrario a las manecillas del reloj y con la forma de pensamiento: "Mente, Corazón, Consciencia, unificado en un solo Ser, una sola Fuerza, un solo Poder. El Poder de Dios mi Padre Bendito es mí, su hijo, Presencia Divina, Presencia de Iluminación".

Quedan Merlín de frente al Oriente. Ha abierto los canales de su campo dimensional y solicita al vigilante del portal le guíe y le proteja: "Respetable hermano vigilante del portal del Oriente, solicito vuestro auxilio y protección en este momento para la liberación de mi cuerpo, alma y espíritu"

Respira profundo tres veces para sentir la fuerza y continua con su solicitud: "Hoy al hacerme presente ante ti es para que me reconozcas como hijo de Dios, ya que busco de la protección de Dios nuestro Padre bendito para liberarme de mis enemigos."

El Iniciado ha desechado la duda y dispuesto en el Amor, abre sus piernas y sus brazos los eleva al cielo con sus manos abiertas con la cabeza ligeramente hacia atrás, con esto sé esta entregando al Padre en sus cinco sentidos. Espera un momento hasta que siente como lo mece la energía, debe de sostenerse de pie con firmeza para no caer.

Y prosigue: "La obscuridad busca alimentase de mí, ignorando que de ti soy por mi libre albedrío y en mi voluntad de manifestarme como hijo de Dios."

Baja sus manos abiertas para recibir la energía de la tierra, para ayudar al ejercicio Merlín visualiza las plantas de sus pies y ve como sale la energía dirigiéndose al centro de la tierra.

Al lograrlo, le pide: " Hermana tierra, por la potestad de vida que Dios nuestro Padre bendito te otorgo desde el principio de los tiempos, abre tus entrañas y absorbe todo lo que en mi no pertenece y transmútalo a la luz."

Especifica: "Ya que no es en mi agrado tener esas energías negativas y con amor he solicitado de la luz de la creación su poder de liberación, como hijo de Dios que soy."

Deja que fluya la energía sintiendo como le absorbe, provocando que quede paralizado por la fuerza con que se manifiesta, hasta que lo suelta.

Ahora se dirige al aire: "Hermano aire, por la potestad de vida que Dios nuestro Padre Bendito te otorgo desde el principio de los tiempos, vengo a solicitar, de tu auxilio. Mis enemigos buscan gobernar en mi libre albedrío y con amor he solicitado de la luz de la creación su poder de liberación, como hijo de Dios que soy".

Visualiza un torbellino que lo envuelve por todo su cuerpo hasta que siente como gira en conjunto con la fuerza del viento. El vértigo es fuerte y debe de sostenerse da la tierra con firmeza, hasta que el torbellino va subiendo hasta su nuca, siente un fuerte jalón que provoca que truenen los huesos de la cabeza y lo suelta.

El Mago va sintiendo la liberación de su ser y se llena de gozo, pero aún no terminado y continúa: "Hermano fuego, por la potestad de vida que Dios nuestro Padre bendito te otorgó desde el principio de los tiempos, pido tu ayuda. Ya que la obscuridad desea someter mi voluntad en las sombras y con amor he solicitado de la luz de la creación su poder de liberación como hijo de Dios que soy"

Se concentra para visualizar el fuego sagrado, su respiración la va acelerando para que el fuego fluya en él. Al mismo tiempo siente el calor que va elevándose en su cuerpo, encendiéndose por las llamas de la transmutación. En momentos siente que se quema, aunque reconoce que no es él, sino las fuerzas negativas.

Cuando va bajando el calor exterior siente como recupera su fuerza y se siente agradecido con el poder de la creación. Es supremo, es ¡Dios vivo en él! ! El calor interno de su cuerpo es intenso.

Ahora toca al agua y con profunda emoción le llama: "Hermano agua, por la potestad de vida que Dios nuestro Padre bendito te otorgo desde el principio de los tiempos, solicito de tu ayuda. La maldad busca poseer mi cuerpo y con amor he solicitado de la luz de la creación de su poder de liberación, como hijo de Dios que soy."

Merlín esta sudando por el calor que ha generado su cuerpo y se entrega a su ejercicio con intensa pasión visualizando un manantial deja fluir la energía para que le bañe su cuerpo, entonces siente como se refresca y su mente se aviva. Logra ver a las doncellas con sus cántaros de agua viva sobre él, su cuerpo se aligera por completo.

Puede sentir perfectamente como la ropa que le cubre esta mojada y es agradable, el clima del bosque no le molesta, no siente frío, el poder de la creación la ha liberado.

Cuando desaparecen las doncellas de su vista sabe bien que ha concluido y comienza ha dar las gracias para cerrar sus trabajos: " Queridos hermanos tierra, aire, fuego y agua les doy las gracias por el bien recibido, de la luz de la creación de su poder de vida que les fue otorgado desde el principio de los tiempos. Sean benditos vuestros caminos y al regresar a casa no hagáis daño alguno, partid entonces, llevando mi gratitud a las fuerzas que les componen."

Da tres palmadas para despedirles.

Toca dar las gracias al portal del oriente: "Venerable hermano vigilante del portal del Oriente os doy las gracias por haberme guiado y protegido en estos trabajos de liberación. Reconociendo ante todo a Dios nuestro Padre Bendito como el Creador de Vida."

Decreta: "Al cerrar los portales de mis campos dimensionales, quede cubierto de amor, luz y poder en la manifestación de mi espíritu el gozo por haber estado conmigo. Gracias os doy."

Merlín eleva sus manos al cielo sintiendo ligero su cuerpo. Al bajarlas va abriendo sus brazos formando un circulo y los cruza en su pecho para cerrar el portal del oriente inclina su cuerpo. Gira al Sur y nuevamente eleva sus manos al cielo y las baja abriendo sus brazos para cerrar en cruz en su pecho e inclina su cuerpo.

Así repite con el Occidente y luego con el Norte. Finaliza dando tres palmadas, gira su cuerpo siete veces para la derecha y siete veces para la izquierda. Mueve su cabeza en círculo y termina.

Mira a su entorno y todo se ve muy hermoso, el bosque le manifiesta la viva presencia de Dios. ¡Ha logrado romper con las presencias, energías y vibraciones que la obscuridad le había enviado para sembrar la duda y la intranquilidad en el Iniciado que se confirma: "Soy Hijo de Dios. ¡Soldado de la Luz! Por mi libre y espontánea voluntad y se desechó la duda y el temor".


Página de Inicio


 

Por que Usted es digno de la mejor información, Arcano le ofrece 12 números con el pago de 10.

 Sí quiero suscribirme

Depositos bancarios a nombre de: Editorial La Casa de Orión, S. A. de C. V., BANAMEX, número 00193211688 sucursal 4739 o a la cuenta: Mario Luis Altuzar Suárez, número 19321098-3 y si lo prefiere, en Banca Serfín cuenta Editorial La Casa de Orión, S. A. de C. V., número 09073152858 sucursal 09063. Confirme su pago via fax: 85 89 11 51 o por medio de una carta a nuestra dirección en Lerdo N° 284-C, Depto. 1212 (Edificio Presidente Juárez), Unidad Nonoalco Tlatelolco, 06900, México, D. F. Tel.: 85 89 11 50. Nuestro correo electrónico es:

 Arcano