Make your own free website on Tripod.com

Del Archivo

de Merlín

 


Por Mario Luis ALTUZAR SUAREZ

*Descubre si alimentas a las larvas.

*El Aura limpia y el cuerpo sano.

Cuidar que nuestra energía se encuentre limpia de bajas vibraciones es una responsabilidad que nunca se ha tomado con la debida seriedad que se requiere.

¿Qué es nuestro campo de energía y que mecanismo la genera?

El aura es el nombre común como se le conoce. Esta se forma por la energía que liberamos de nuestro cuerpo a través de nuestras funciones orgánicas, provocado por las reacciones químicas que el organismo lleva a cabo para su funcionamiento, como el caminar, dormir, pensar, respirar etcétera.

Todas y cada una de las funciones de nuestro cuerpo por insignificantes que nos parezcan, son activadas por estas reacciones que en conjunto generan un campo magnético en el rededor de nuestro cuerpo que vibra constantemente, y es la que provoca las fuerzas de atracción o de rechazo con las personas que nos rodean.

Cuando simpatizamos con algún grupo de personas, es porque esta vibración tiene una frecuencia parecida que se enlaza con facilidad. Entonces se genera la atracción instantánea.

Nosotros vibramos a diferentes frecuencias de onda y estas se proyectan de acuerdo con nuestros principios y ambiciones. Los miedos inhiben una proyección firme y armoniosa, así como los vicios del alma también provocan que estas vibraciones sean diferentes, o sea que es el reflejo de nuestro interior.

Si nosotros pudiéramos ver esta vibración a simple vista, observaríamos que además tiene tonos de diferentes colores y es por el efecto de esas reacciones químicas que mencionamos antes, pero hay algo importante que no debemos pasar por alto, las emociones.

Las emociones son el manifiesto de nuestro carácter y este también requiere de energía, y son las que en realidad las provocan la mayor activación en las frecuencias de onda de nuestra aura. Son mecanismos algo complejos de comprender, pero estas energía que se liberan por la acción de las sustancias que genera el cuerpo, son muy importantes por que son las causantes de la manifestación del estado de animo del alma.

Y que debemos de aprender a generarlas con amor para provocar un campo de energía de alta vibración. Ya que con el devenir de la vida nos enfermamos por no saber controlar nuestras emociones.

Otra causa por la que debemos cuidar nuestro nivel de vibración, es que puede atraer fuerzas negativas que contaminan el aura sin que nos percatemos de ello, por ejemplo una persona que es negativa por naturaleza y piensa siempre con pesimismo se provoca al mismo tiempo esta contaminación y es más difícil que le vaya bien.

En otras situaciones también nos contaminamos por las personas negativas que nos rodean y nos hacen dudar de nuestros pensamientos u objetivos, provocando que se atraigan energías de baja vibración que se les conocen como larvas astrales. Porque nos enferman nuestro campo polarizándolo y por tanto se pierde fuerza de atracción.

Pueden llegar a ser tan fuertes estas larvas como grandes y provocar que todo nos salga mal, no se siente nada en particular que pueda determinar cuando una larva esta obstruyéndonos. Simplemente nos va mal y punto.

Nuestro cuerpo tiene microorganismos que se conocen como flora natural, y que también contribuyen con nuestro campo magnético, por las reacciones químicas que llevan a cabo en sus funciones y no nos dañan, pero estas larvas astrales si provocan que se bloquee nuestro campo.

Por lo que es necesario limpiar nuestra aura.

Una forma sencilla de limpiar el aura es con la ayuda de veladoras, por ejemplo las de color rojo son muy eficaces. Se frotan por todo el cuerpo tres veladoras y al mismo tiempo se encienden repitiendo la siguiente oración:

Por el poder de la Divina Presencia de Dios en mi

Se quema, se destruye se desbarata toda la energía negativa

Que obstruye mi cuerpo.

Así como este fuego de consume

El poder de las energías negativas se destruye.

Y quedo libre en mi cuerpo, alma y espíritu.

Y la llama de la transmutación me libera,

Es el poder del fuego sagrado

Manifiesto divino de Dios en mi.

En ocasiones es necesario repetirlo tres veces como mínimo para lograr desprender las larvas, ya que son formas de energías que alimentamos con nuestras emociones.

La salud mental con pensamientos positivos son uno de los más poderosos protectores con los que contamos, en realidad no estamos desprotegidos de las energías negativas, sino que somos nosotros los que les permitimos habitarnos. Por la falta de educación sobre el poder de nuestra mente.

Todas las mañanas debes de limpiar tu aura y disponerla como una barrera que te cubre y protege de las fuerzas oscuras, de tal manera que no te alcancen a tocar. De frente a un espejo con tus manos abiertas empujando hacia fuera y llevándolas a formar círculos grandes las vas extendiendo mientras repites:

Mi mente es fuerte y clara en este mandato

Yo soy fuerte y sano

Todo aquel que toca mi campo siente la fuerza de luz que genero.

Yo soy un campo de luz, infinito e inagotable

Yo soy una fuente de luz impasable e irrompible y nada ni nadie puede dañarme

Soy un foco de luz tan brillante que parece un espejo

Y mando paz y amor a todo el mundo

Yo soy hijo de Dios, y el me dio la luz de la vida

Yo soy la fuerza de la luz para atraer la armonía de mis deseos.

Yo soy en mi la Divina Presencia de Dios en mi.

La práctica diaria como una disciplina te permitirá ver tu propio poder de protección que te fue legado por el Padre desde el principio de los tiempos. No dudes se firme en tu decreto, tu mejor amigo o tu peor enemigo eres tu mismo, analízate y date cuenta de todo lo que puedes hacer para tu bien sin causar daño alguno, no tienes que invocar a seres ajenos a ti, es tu poder mental en la unidad con tu espíritu y Dios contigo.

El acudir a centros de meditación para que armonicen tu aura también es un camino que te ayudara a mantenerte libre de energías negativas, pero tu eres tu mejor protector y eso lo debes siempre de afirmar hasta que te convenzas a ti mismo.

Cuando estamos en la práctica de limpiar nuestra aura, pueden liberarse energías que nos han estado enfermando y al cabo del tiempo desaparecen.

Un aura sana nos ayuda en caso de enfermedades fuertes como el cáncer, las terapias que utilizan son agresivas y afectan a todo el cuerpo. La armonización del aura permite que estas sean más tolerables para el paciente.

La transmisión de energía por imposición de manos neutraliza la vibración que se ha desarrollado por los tratamientos y favorecen al enfermo confortándolo y haciendo su vida más llevadera.

No es mentira que se puede sanar a una persona con el poder de la mente, nosotros mismos podemos activar los mecanismos de autosanación, a través del perdón y el amor.

Pero el que una persona capacitada y con altos pensamientos en la armonía con su entorno puede transmitir energía con tal fuerza que neutraliza el crecimiento o desarrollo de una enfermedad, no se trata de vender fe, sino que al unir su energía con la persona enferma se manera que intensifican los campos de energía positivos. Comenzando a sanar el aura del paciente.

El mecanismo es que la vibración de la persona que transmite energía va cargada con una forma de pensamiento positivo y que puede traducirse en el aura y transmutar su vibración a la Sanación, este efecto llega asta el cuerpo interno de tal manera tan generosa que empieza el alivio.

Cuando son casos ya muy avanzados de alguna enfermedad sé lograr fortalecer el espíritu y dar fuerzas para mantener mayor confort interno, como también suavizar al alma por el efecto de paz que se recibe.

En personas de edad el recibir energía es como recibir vida, ya que las fortalece y pueden realizar mejor sus labores. Es un poder divino que todos tenemos y aprender a recibir como a dar esta en cada uno de nosotros.


Página de Inicio


 

Por que Usted es digno de la mejor información, Arcano le ofrece 12 números con el pago de 10.

 Sí quiero suscribirme

Depositos bancarios a nombre de: Editorial La Casa de Orión, S. A. de C. V., BANAMEX, número 00193211688 sucursal 4739 o a la cuenta: Mario Luis Altuzar Suárez, número 19321098-3 y si lo prefiere, en Banca Serfín cuenta Editorial La Casa de Orión, S. A. de C. V., número 09073152858 sucursal 09063. Confirme su pago via fax: 85 89 11 51 o por medio de una carta a nuestra dirección en Lerdo N° 284-C, Depto. 1212 (Edificio Presidente Juárez), Unidad Nonoalco Tlatelolco, 06900, México, D. F. Tel.: 85 89 11 50. Nuestro correo electrónico es:

 Arcano