Make your own free website on Tripod.com

Del Archivo

de Merlín

 


Por Mario Luis ALTUZAR SUAREZ

* El Quinto Nivel de Consciencia

* Dominio de la Mente sobre el Cuerpo

La tarde, en la aldea en donde se encuentra de paso Merlín, es bastante fresca a consecuencia de las lluvias. Sin embargo, salir al bosque a sentir la Fuerza de la Naturaleza, ¡es una invitación irrevocable! Y los jóvenes aprendices han solicitado al Maestro que les permita acudir al bosque a meditar.

Merlín se encuentra, en tanto, junto al Monje. Las pláticas sobre la religión católica que le ha transmitido este hombre, para el Iniciado han sido de gran ayuda, ya que descubre que es el mismo Dios al que se refieren cuando hablan de Dios Padre Creador y que Jesús logró llegar al Sublime Grado de Iniciación del Espíritu.

Este conocimiento adquirido da a Merlín, mayor seguridad sobre el Poder del Origen: "Amar a Dios sobre todas las cosas, unificándose con el Universo para lograr así, la Iniciación del Espíritu". Reflexiona el Iniciado: "Ni aún la muerte pudo detener a este hombre, Jesús, para llegar a la integración con el Universo. Era un Ser ya bastante avanzado".

El monje mira con profunda atención a su invitado, y le pregunta: "¿Qué es la Iniciación en el Espíritu?" Merlín le comenta: "Es la renuncia absoluta a la obscuridad y la materia a través del Amor Divino. Esto significa: Aceptar que la carne no es quien gobierna al hombre y se le debe educar a la Armonía, ya que ésta es gobernada por el Alma".

Profundiza: "El Alma es muy atormentada por la dualidad del bien y del mal y provoca que la obscuridad le gobierne, por su fragilidad. No permite que la Mente se manifieste en toda su Potestad".

El monje le dice a Merlín: "¡No! Pero nosotros somos pecadores y todo este sufrimiento debemos de llevarlo para purificarnos. ¡No podemos siquiera pensar en llegar a ser como era Jesús! ¡Él era Dios! ¡Él era el Hijo de Dios hecho hombre! Y nadie debe de pensar, siquiera, poder llegar a ser como él. ¡Eso es blasfemia!"

Añade: "Es cuando el alma es tentada por Satanás y su debilidad a la carne, debe de vencerlo a través del sacrificio. ¡Despreciarse asimismo! ¡Martirizarse si es necesario, hasta que el mismo dolor de la carne sea tal, que no te permita razonar ni pensar! Eso es de los Santos más nunca como Jesús".

Le pregunta Merlín: "¿Entonces, Jesús se martirizaba hasta perder el conocimiento?" Le responde: "¡No! Él hacia sacrificio a través del ayuno". El Iniciado menciona que "bueno, el ayuno es para mantener el cuerpo liviano y con mayor disponibilidad para la Oración. Alimentos ligeros, de semillas que nutren el cerebro".

El hombre le dice: "Nosotros hacemos el Sacrificio y el martirio de la sangre sobre todo cuando sentimos que hemos fallado. De esa manera le demostramos a Jesús, nuestra fidelidad. Ha habido casos de mártires muy sorprendentes, que han alcanzado a hacer milagros por su misma Entrega".

Apunta: "Es claro que estos casos no podemos divulgarlos porque son exclusivos de Dios, ya que dicen la Escrituras: 'Que tu mano derecha no sepa lo que hizo la izquierda'". Merlín no alcanza a entender el significado de esas palabras y pregunta. "¿Eso qué significa?" y le responde: "Que no alardees de tus obras, ya que eso es soberbia".

El Iniciado le responde que eso es cierto ya "que nosotros practicamos la disciplina del silencio. La humildad ante todo por las obras que Dios nos permite llevar a cabo. En lo único en que creo que diferimos muchos es en el sacrificio y el martirio a la carne, pero, posiblemente sea por el mecanismo a través del cual, el católico podrá liberar sus culpas".

Es una referencia directa de Merlín a la miseria en que tienen a los aldeanos.

Prosigue: "La dualidad del Alma es un aspecto importante a vencer a través del gobierno de la Mente y el Corazón unidos a la Consciencia. Por ejemplo, cuando un joven logra llegar a Mente-Corazón-Consciencia, se le considera que se encuentra en su Tercer Nivel de Desarrollo, o sea, el aprender a gobernar el Alma y la Mente con el Corazón, manifestarse en la Unidad Superior con el Espíritu".

Esto, explica, significa un Nivel de Consciencia del Tercer Tipo porque se pueden comunicar con seres de otras dimensiones o bien, de otros mundos.

El fraile, al escuchar esto, le comenta que Jesús "predicaba que él no pertenecía a este mundo y que su Reino estaba al lado de su Padre, en otro mundo y si nosotros seguíamos sus pasos, los pasos de su Doctrina, iríamos a ese Reino. Por eso, estoy aquí en espera de Jesús".

Merlín entiende entonces, que Jesús pertenece a las mismas Esferas de Luz que sus Maestros. "Habla del Reino de Dios: La Integración con el Universo".

Guarda unos segundos de silencio y prosigue en su reflexión: "Cuando nuestros Hermanos han logrado llegar al Quinto Nivel de Consciencia y tienen que partir de este plano, van al Reino de Dios a integrarse al Universo, en otros mundos, otras dimensiones. Coincide, entonces, con los elementos que me acaba de mencionar".

Para si mismo, Merlín se pregunta: "Entonces, ¿si hablamos del mismo Padre, por qué quieren destruirnos?" Observa con detenimiento al religioso y le pregunta: "¿Después de este hombre, ya no ha habido otros como Jesús?" El fraile le responde que no, "han muerto como cualquiera y han sido depositados en a tierra como todos los mortales".

Afirma: "¡Jesús resucitó de la muerte y nadie ha regresado de la muerte!" El Iniciado expresa: "¡Un Ser muy iluminado! Tengo que reconocer que ha de haber sido un gran sabio y lo mataron sus mismos hermanos".

Calla el Iniciado y piensa: "Es igual como el hombre se sigue matando, siendo que todos somos Hermanos, Hijos del mismo Padre Creador".

Externa una observación. "La obscuridad del hombre y su ambición del poder es lo que no les ha permitido ver el Legado que les entregaron en su Enseñanza. Pero todo llega a madurar de tal manera que la religión será universal".

En eso llegan los jóvenes adeptos. Merlín, por respeto al templo no ha hecho ningún tipo de ritual. La confianza de que es un Templo de Luz le da cierta tranquilidad y saber de Jesús, le confirma más el deseo de Despertar en el Espíritu.

Todos los jóvenes escuchan con profundo respeto a Merlín, quien afablemente le está platicando el monje sobre la Iniciación en el Espíritu: "Cuando logran llegar al Quinto Nivel, el Alma, para nosotros, se ha enlazado con el Espíritu, o bien, con la Mente, el Corazón y la Consciencia".

Apunta: "Para nosotros, esto significa conexión directa con la Voz Interna y el Yo Superior. Al lograrse esto, el adepto debe de seguir trabajando con el objetivo, ahora, para alcanzar la conexión de su propio Espíritu con el Espíritu Divino, o sea, con el Espíritu Santo".

Es en este nivel, dice el Iniciado, el gobierno sobre el cuerpo es supremo. "Las facultades para psicológicas, son más puras y s mayor estado de armonía es emanar Amor en todo su entorno, como el mismo Jesús".

Los jóvenes se sienten inquietos y pregunta: "Querido Maestro, ¿quién ese Jesús del que hablas?" Y escuchan: "¡Un Gran Iniciado!"


Página de Inicio


 

Por que Usted es digno de la mejor información, Arcano le ofrece 12 números con el pago de 10.

 Sí quiero suscribirme

Depositos bancarios a nombre de: Editorial La Casa de Orión, S. A. de C. V., BANAMEX, número 00193211688 sucursal 4739 o a la cuenta: Mario Luis Altuzar Suárez, número 19321098-3 y si lo prefiere, en Banca Serfín cuenta Editorial La Casa de Orión, S. A. de C. V., número 09073152858 sucursal 09063. Confirme su pago via fax: 85 89 11 51 o por medio de una carta a nuestra dirección en Lerdo N° 284-C, Depto. 1212 (Edificio Presidente Juárez), Unidad Nonoalco Tlatelolco, 06900, México, D. F. Tel.: 85 89 11 50. Nuestro correo electrónico es:

 Arcano