Make your own free website on Tripod.com

 

 

  

Tomo I

Capítulo Primero

Por Mario Luis Altuzar Suárez

Capítulo Primero

I.- El Mandala de Saturno

II.- Los Misterios de Isis

III.- La Simiente de la Vida

IV.- La Regeneración Electromagnética

V.- El Poderoso Enemigo Oculto

VI.- Hermes, el Oro del Interior Humano

VII.- Despertar del Espíritu

VIII.- Riesgos Elevados de la Zona Prohibida

IX.- La Liberación de Merlín de la Zona Prohibida

X.- La Cuarta Dimensión Vive de Incautos

Capítulo Segundo

I.- Los Centros de Poder Energéticos del Hombre

II.- La Iniciación Esenia de Hebert

III.- El Misterio del Principio de los Tiempos

IV.- El Fuego Eterno y su Poder de Vida

V.- ¿Quiénes son los Elegidos de Dios?

VI.- La Revelación del Poder del Origen

VII.- El Yo Interno y su Potencial Oculto

VIII.- El Poder de Vida de la Tierra

IX.- Los Elementales y su Poder de Vida

X.- Los Misterios de la Fuerza Espiritual

XI.- Jesús, el Primogénito

XII.- La Violación a la Potestad del Pensamiento

Capítulo Tercero

I.- El Desarrollo de la Consciencia Primaria

II.- Reconfigurar la Consciencia Primaria

III.- Despertar de los Centros de Poder

IV.- La Ambición de Poder Somete al Hombre

V.- El Karma, Enfermedad del Alma

VI.- La Sanación por Imposición de Manos

VII.- La Gran Hermandad Universal

VIII.- La Manifestación de la Fuerza Divina

IX.- Los Encuentros del Destino

X.- Hebert Recibe el Tesoro de los Iniciados

XI.- Los Sueños, Frontera Dimensional

Visitar Arcano

 

La Regeneración Electromagnética

 

 El fuego se renueva eternamente en la naturaleza”, resumía Merlín en su pensamiento al observar el movimiento de los astros y reflexionar que su generación de energía es equiparable al ser humano en su concepción de año nuevo: "Renace la Fe para cambiar positivamente el entorno y cumplir exitosamente los proyectos personales."

A través de los siglos, la rutina tecnológica es superada por la energía individual de los Hijos de Dios, cuyo origen se encuentra en la Fe. Se descubre que la Fe es la fuerza potencial para motivar la voluntad que reanima a comenzar el año nuevo con fuerza y vigor. Olvidar las frustraciones y reconciliarse con el Yo interior.

El alquimista interpreta este momento como el de la creación del pensamiento del comienzo. Si bien es cierto que al concluir un ciclo de la vida se acumularon ilusiones truncadas, proyectos obstruidos o planes bloqueados, el primer día del nuevo periodo el hombre es distinto al brindarse otra oportunidad para cumplir con su proyecto de vida.

Los viejos mexicanos decían que no hay mal que dure cien años ni enfermo que los aguante. Para el Mago, el mensaje oculto radica en ubicar la fuerza de la energía potencial que se puede utilizar para comenzar firmemente la construcción de los cimientos en que descansarán los pilares de los anhelos y de los deseos.

Merlín recogió la Enseñanza de los grandes Maestros Iniciados. Sabe que la Fe y la Voluntad individuales se fortalecen con el apoyo de los cuatro elementos que reunidos, tienen el Poder Divino de la materia. El químico francés Antonio Lorenzo de Lavoisier lo expondría como: "La materia no se crea ni se destruye, solamente se transforma". Tierra, agua, viento y fuego, son los principios inobjetables desde los Griegos hasta la historia moderna.

El Mago se prepara. Después de despedir el año viejo y antes de dormir, alista en su tina de baño el agua con aceites aromáticos y yerbas de olor, para armonizar el cuerpo con el alma y ayudar al espíritu para que alcance la comunión con Dios Padre, esa Amada Presencia de Dios en todos y cada uno de los seres del planeta. Siete noches seguidas lo hará el hombre que tiene la disposición de encontrar el Augusto Misterio de la piedra filosofal del cuerpo con su Esencia Divina.

 Después de bañarse, se enjuaga el cuerpo con la infusión de yerbas de romero, hinojo, ruda, salvia, cedro, alcanfor, anís, laurel, canela, yerbabuena y pétalos de rosas cuyas propiedades curativas y desintoxicadoras limpian el aura de vibraciones negativas o malas influencias que se adhieren, además, a la piel.

La infusión se comienza a preparar el 25 de diciembre. Cada uno de los siete días, una cantidad pequeña de cada yerba se mezclan y se hierve. Reposa 24 horas y se pone otra cantidad igual de las plantas para volver a hervirla y volver a dejarla en reposo. El resultado es un preparado que se divide en siete vasos que se vacían en siete frascos pequeños y se guardan en un lugar alejado de la luz solar. El contenido de cada uno, se mezcla con agua en una cubeta de 10 litros, para enjuagarse a partir del primero de enero.

Merlín piensa en el poder de la energía positiva de las yerbas que abre los canales astrales del aura, limpiando de obstáculos causados por vibraciones negativas recogidas de extraños o generadas por la persona misma, como serían el pesimismo, la depresión, la angustia, la frustración, entre otros sentimientos internos que se generan por la adversidad del entorno.

Antes de dormir y después del agradecimiento a la Divina Presencia de Dios en todos y cada uno de sus hijos y en especial, en uno mismo, por las bendiciones recibidas, se solicita el apoyo de la Tierra al ingerir un té de consuelda, manzanilla y menta para regenerar los tejidos y órganos corporales, tonificar el organismo y relajarlo en el aprovechamiento del descanso.

Los dones otorgados por la Divinidad desde la Creación de los Tiempos, muestran su magia natural al conocer las propiedades regenerativas de la consuelda, tonificantes de la manzanilla y relajantes de la menta. Principios conocidos y aprovechados por los antiguos mexicanos hace más de 10 mil años así como de otras culturas antiquísimas.

Se toma las siete primeras noches del año.

Esos días se acompañan con el poder del fuego y el aire en la sanación y limpieza de los canales de comunicación con el espíritu individual, obstruido o disminuido por la ira, el rencor y sentimientos acumulados en los 365 días del esfuerzo continuo de buscar la realización personal del proyecto de vida.

Se acomodan tres velas en una charola de metal, en un lugar seguro de la casa. En el Oriente se coloca y enciende la vela amarilla solicitando al Creador de los Universos, que se iluminen y proteja los caminos por los que habremos de transitar para buscar el sustento diario y enfrentar situaciones diversas.

Al Norte se coloca una candela azul y le pedimos al Padre Creador permita que encontremos y fluya en nuestro interior la fuerza de la voluntad para orientar nuestro libre albedrío en la fortaleza de la fe y permita la materialización de los deseos de satisfacción personal y familiar de nuestra realización en el trabajo. También solicitamos la templanza para hacer frente a las condiciones adversas y que reine en nosotros la armonía del amor en el hogar y la unidad familiar.

En el Sur se pone la vela verde con el pensamiento unido al corazón en nuestra oración al Creador de los Universos para solicitar la capacidad de discernimiento que nos permita darle el verdadero valor de las cosas por medio del conocimiento en la luz de la ciencia y la virtud que nos permita fluir en la sabiduría necesaria para encontrar la solución a los problemas que se presenten o bien, generar iniciativas propias para elevar nuestro nivel laboral.

Al centro de ese triángulo de luz, se inscriben en papel los programas, proyectos u objetivos trazados. Mentalizando al nivel de poder verlos claramente en el pensamiento, los deseos anhelados. Deben enlistarse en orden de prioridad con base en importancia y el tiempo fijados para alcanzarlos.

Si recordamos que la energía se genera por el movimiento, entendemos, entonces, la relación de los actos anteriores al observar que la sangre fluye en las venas y genera campos electromagnéticos, mismo principio en la creación y transmisión de los pensamientos y de las ideas.

Por ello, el secreto de la regeneración electromagnética se basa en el conocimiento de que el ser humano es cuerpo, alma y espíritu que busca reencontrarse con su Padre Creador.

 

 

III.- La Simiente de la Vida           V.- El Poderoso Enemigo Oculto

 

Página de Inicio    Su comentario

 

 

Porque Usted es digno de la mejor información, por el precio de 10 reciba 12 números de Arcano.

Si quiero suscribirme

Para su comodidad puede hacer un depósito o transferencia bancaria a nombre de EDITORIAL LA CASA DE ORIÓN, S. A. DE C. V., en Banca Serfín en la cuenta número: 09073152858, sucursal 090063 ERMITA o si prefiere BANAMEX a la cuenta número 00193211688 Sucursal 4739 ERMITA. También puede comprar en el correo de su localidad un Giro Postal a nombre de EDITORIAL LA CASA DE ORION, S. A. DE C. V.

Confirme su pago vía fax: 85 89 11 51 o por correo a nuestras oficinas: Lerdo 284 C, Depto. 1212, Unidad Nonoalco Tlatelolco, 06900, México, D. F. Teléfono: 85 89 11 50 para que podamos incluirle inmediatamente en nuestra lista de suscriptores.