Make your own free website on Tripod.com

 

 

  

Tomo I

Capítulo Primero

Por Mario Luis Altuzar Suárez

Capítulo Primero

I.- El Mandala de Saturno

II.- Los Misterios de Isis

III.- La Simiente de la Vida

IV.- La Regeneración Electromagnética

V.- El Poderoso Enemigo Oculto

VI.- Hermes, el Oro del Interior Humano

VII.- Despertar del Espíritu

VIII.- Riesgos Elevados de la Zona Prohibida

IX.- La Liberación de Merlín de la Zona Prohibida

X.- La Cuarta Dimensión Vive de Incautos

Capítulo Segundo

I.- Los Centros de Poder Energéticos del Hombre

II.- La Iniciación Esenia de Hebert

III.- El Misterio del Principio de los Tiempos

IV.- El Fuego Eterno y su Poder de Vida

V.- ¿Quiénes son los Elegidos de Dios?

VI.- La Revelación del Poder del Origen

VII.- El Yo Interno y su Potencial Oculto

VIII.- El Poder de Vida de la Tierra

IX.- Los Elementales y su Poder de Vida

X.- Los Misterios de la Fuerza Espiritual

XI.- Jesús, el Primogénito

XII.- La Violación a la Potestad del Pensamiento

Capítulo Tercero

I.- El Desarrollo de la Consciencia Primaria

II.- Reconfigurar la Consciencia Primaria

III.- Despertar de los Centros de Poder

IV.- La Ambición de Poder Somete al Hombre

V.- El Karma, Enfermedad del Alma

VI.- La Sanación por Imposición de Manos

VII.- La Gran Hermandad Universal

VIII.- La Manifestación de la Fuerza Divina

IX.- Los Encuentros del Destino

X.- Hebert Recibe el Tesoro de los Iniciados

XI.- Los Sueños, Frontera Dimensional

Visitar Arcano

 

La Simiente de la Vida

 

 El futuro es lo que se cosecha del presente”.

Así reflexiona Merlín al acomodar su Corona de Adviento en la mesa del comedor y observar que la vida no es únicamente el nacimiento, crecimiento y muerte, sino que en cada ciclo se brinda la oportunidad al ser humano para rectificar equívocos y errores.

De los grandes Maestros Ascendidos, el hombre aprende ha aquilatar el valor natural de los elementos en sus vibraciones benéficas, cuando usa la razón y en el fondo de su corazón entiende que lo cotidiano se armoniza con las Leyes Universales. Entonces, abre su entendimiento y se reconoce como Hijo de Dios, para sentir que es depositario del legado divino en cada instante que vive en este plano y en este tiempo.

Satisfecho de su mesa, el mago observa rigurosamente las indicaciones para recibir dignamente al Año Nuevo y en los papiros ocultos se plasma como principal instrumento, que cada uno revalorice su propio Ser, en el reconocimiento honesto de lo que se hizo y lo que se dejó de hacer, cuidando de evitar las justificaciones que encubren nuestra responsabilidad y por ello, se debe analizar profundamente las causas para romper con esa carga.

“¡Somos importantes! Por lo tanto, lo que hicimos en el año, también fue importante y debe dársele la despedida con honores”, piensa el Iniciado.

Hoy es un día importante, 28 de diciembre, en que tenemos otra oportunidad para liberarnos de las influencias negativas. El Mago riega sal por toda la orilla de la casa y se dice internamente: “El hogar es el centro angular de las ilusiones y proyectos." Dicho de otra forma: Allí se encuentra el punto geométrico de la Fe. Empero, aquí también se acumulan las frustraciones de los deseos insatisfechos o a causa de las presiones del entorno”.

Por ello es que debe limpiarse la casa con la fuerza del Misterio de la Sal que recogerá en tres días, las malas vibraciones que afectaron a los integrantes de la familia, visitantes o huéspedes. Influencias ocultas que al irse juntando en los 365 días del año, desean tomar carta de naturalización con su pesimismo, frustración y resentimiento para buscar obstaculizar el futuro inmediato.

No es casual el uso del elemento. En las Escuelas Iniciáticas se le denomina simiente o semilla. Químicamente se entiende como el cuerpo que resulta de la substitución de los átomos de hidrógeno de un ácido por radicales básicos. La de uso común como condimento se extrae del interior de la tierra aunque existe la de origen marino en cuyas aguas se encuentran 25 gramos por cada litro.

Existe una vaga concepción de la sal en la religión musulmana, en la etimología de Adamah que literalmente sería el suelo y por extensión aplicada a la tierra, para entender el concepto Sadama que infiere el origen terreno. Por ello, el primer Hombre en la faz de la tierra, según la herencia y tradición recogidas por algunas religiones, le dan el nombre de Adán que recibió el Soplo Divino, es decir, que recibió el Alma que lo anima.

Un principio que el Rey Salomón simbolizó en la columna del Norte con la idea de “la Fuerza de Dios en mí” y algunas Escuelas Iniciáticas aceptan como el Genius, entendido como el Ser sobrenatural con poderes mágicos y que podría resumirse en el fuego central de la naturaleza.

La sal, llamada simbólicamente como Arena Blanca, acude entonces, al auxilio armonizador del hogar cuando está regada alrededor de la casa.

En la primera hora, después de que salga el sol el 31 de diciembre, se barre y se mezcla con agua para lavar los pisos de los aposentos, pensando con Fe en que se llevará y por lo tanto se acabará la mala influencia o hechos negativos y anule la envidia.

Posteriormente, se abren las ventanas y las puertas en donde se instalarán recipientes para quemar inciensos de gardenias y vainilla. Debe recordarse que el aire y el fuego purifican y atraen la buena fortuna. Al encender los incensarios se invoca a la "Amada Presencia de Dios en mi" y se confirma la fuerza de la voluntad interna para cambiar y mejorar en nuestro pensamiento, palabra y obra.

Debe cuidarse el evitar neutralizar el poder de los elementos para la expulsión de las presencias, entidades o vibraciones obscuras, si se llega a quemar el incienso en el centro de la casa, ya que allí, se concentrarían y reafirmarían las influencias con sus efectos negativos para la familia.

Es el último día del año y hay alegría en la familia. Cada uno de sus miembros debe preparar una bolsita de terciopelo rojo y por la tarde, se dispone en el lado izquierdo de la puerta principal, una cubeta con agua y un espejo en su fondo. Exactamente en el límite de acceso, se colocan tres monedas de cobre en el piso.

Las monedas deben consagrarse mediante una oración de La Gran Hermandad Universal.

Minutos antes de la hora cero del Año Nuevo, todos los miembros de la familia y sus invitados  deben salir de la casa. A la primera campada del reloj, empiezan a desfilar sacudiendo su cuerpo frente a la cubeta con agua, pisar las tres monedas para atraer el dinero al hogar en el futuro inmediato.

Sin detenerse, empiezan a comer las uvas y piden tres deseos con la Fuerza de la Fe. Son tres deseos únicamente, porque se invoca el favor o la gracia de Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo. Ocupan un lugar alrededor de la mesa y llena su bolsita roja con las semillas de trigo, arroz, lentejas, frijol, sal, azúcar, canela, vainilla y mostaza de la Corona de Adviento. Incluyen la moneda de cobre y el cuarzo rosa.

Se ata bien el costalito rojo y se acomoda del lado del corazón cuidando que siempre haga contacto con la piel. Permanecen de pie y esperan que el Jefe de Familia pida tomarse de las manos para cerrar el círculo con el pensamiento en Dios y recitar tres veces La Oración Universal de Adviento, protegidos por la luz de las cuatro velas.

Cada uno de los miembros de la familia, con honestidad y transparencia, pedirá perdón a todos y cada uno de los presentes, por la desarmonía que pudo haber causado en el hogar, por su comportamiento en el año. Reconocer los defectos y corajes o resentimientos causados, con el firme compromiso de corregir y cambiar, es la gracia del Perdón.

Liberados los corazones, ¡llegó la hora de compartir el pan y la sal!

Con los primeros rayos del sol del día primero de enero, se guarda el costalito rojo en el guardarropa. Salen a la puerta y rompen el espejo dentro del recipiente con agua. Debe entenderse que el espejo abre una puerta dimensional por donde emigran todas las malas vibraciones e influencias negativas que recogió el líquido por la noche.

Debe tenerse cuidado de no romper el espejo fuera del agua, por sus resultados contrarios a los esperados.

Así, se cierra un ciclo de vida. Se extrae la experiencia del pasado, con la conciencia de rectificar los errores sin cargarlos al presente, en donde se empieza a sembrar la cosecha del futuro. El secreto de Merlín es el reencuentro del hombre con el Origen de los Tiempos y su confirmación de ser Hijo del Creador de los Universos.

 

II.- Los Misterios de Isis           IV.- La Regeneración Electromagnética

 

Página de Inicio    Su comentario

 

 

Porque Usted es digno de la mejor información, por el precio de 10 reciba 12 números de Arcano.

Si quiero suscribirme

Para su comodidad puede hacer un depósito o transferencia bancaria a nombre de EDITORIAL LA CASA DE ORIÓN, S. A. DE C. V., en Banca Serfín en la cuenta número: 09073152858, sucursal 090063 ERMITA o si prefiere BANAMEX a la cuenta número 00193211688 Sucursal 4739 ERMITA. También puede comprar en el correo de su localidad un Giro Postal a nombre de EDITORIAL LA CASA DE ORION, S. A. DE C. V.

Confirme su pago vía fax: 85 89 11 51 o por correo a nuestras oficinas: Lerdo 284 C, Depto. 1212, Unidad Nonoalco Tlatelolco, 06900, México, D. F. Teléfono: 85 89 11 50 para que podamos incluirle inmediatamente en nuestra lista de suscriptores.